Publicidad

Game Pass es el gran arma de Xbox frente a una PS5 con más exclusivos: así está creciendo

Game Pass es el gran arma de Xbox frente a una PS5 con más exclusivos: así está creciendo
Sin comentarios

Puede que la PS5 vaya a tener más juegos exclusivos, pero, ¿sabéis lo que no tiene? Game Pass. El servicio de suscripción de Microsoft, ese 'Netflix de los videojuegos', se ha ido reforzando hasta convertirse en un argumento tan potente (o más) para elegir la consola de Microsoft.

El último de esos refuerzos lo hemos conocido hoy: todo el catálogo de EA Play estará ahora disponible en Game Pass Ultimate, lo que permitirá que los suscriptores de este último accedan a juegos como 'FIFA 20', 'Titanfall 2', 'Star Wars: Battlefront 2' o franquicias como 'Battlefield' o 'Mass Effect'. Puede que en la Xbox no haya (tantos) exclusivos, pero por juegos, que no quede. Y Microsoft tiene otro as en la manga.

Los exclusivos no importan (tanto)

Matt Booty, uno de los directivos de Xbox Game Studios, indicaba a principios de 2020 que "no habrá juegos exclusivos para Xbox Series X, al menos en uno o dos años". No se sabe qué harán otros estudios, pero la mentalidad de los responsables de Microsoft es clara: poner al jugador en el centro, no a las consolas.

Sony sí mantendrá esa mentalidad en la que los exclusivos son un argumento clave para apostar por la futura PS5, pero en las nuevas Xbox Series S y Xbox Series X el argumento es otro. No habrá títulos a los que no puedas jugar en las actuales Xbox One por que no hace falta: no habrá exclusivos, pero jugarás mejor y, con anuncios como este, tendrás más títulos que nunca entre los que elegir.

Eso supone rendirse una vez más a las suscripciones. Muchos lo han (hemos) hecho ya en el ámbito del vídeo o la música, y servicios como Apple Arcade, Google Stadia o Xbox Game Pass están luchando por hacerse un hueco también en nuestros gastos recurrentes cada mes.

La propuesta de Microsoft no obstante es singular: mientras que otros servicios crecen de forma progresiva, en Game Pass han ido dándose impulsos cada vez más notables para convertirlo en el referente en este ámbito.

Desde que lo anunciaron en febrero de 2017 hemos visto un avance y crecimiento de prestaciones vertiginoso. En enero de 2018 se anunció que los grandes títulos de los estudios de Microsoft y sus socios también estarían desde el primer día en el servicio, pero lo mejor llegaría un año después.

Consolas

En abril de 2019 Microsoft anunciaba la llegada de Xbox Game Pass Ultimate, que combinaba juegos de Xbox con los de PC y con la suscripción a Xbox Live Gold. La propuesta ha tenido una acogida interesante, y ya en abril Microsoft celebró haber llegado a los 10 millones de usuarios.

Esos impulsos se han visto consolidados con la disponibilidad (aunque fuera temporal) de títulos de primer nivel que han dado aún más valor a la propuesta de Microsoft. La llegada de 'GTA V' o de 'Red Dead Redemption 2' fueron verdaderos bombazos que se han consolidado con lanzamientos recientes como el aclamado 'Microsoft Flight Simulator 2020'.

Game Pass como vendeconsolas (y vendePCs)

El catálogo es desde luego envidiable y junto a a los títulos que van y vienen están los que nos quedamos para siempre —en Xbox Live Gold siguen regalando cuatro juegos al mes— y las ofertas para quedarnos también para siempre con los que se ponen a nuestra disposición en la suscripción.

Gamepass2

El último impulso es sin duda uno de los más potentes de la corta historia de Game Pass. Que el catálogo de EA Play forme ahora parte del de Game Pass Ultimate sin que haya coste adicional para los usuarios es una verdadera locura, y aunque no será posible jugar desde el primer día a las grandes novedades del catálogo de EA (como 'FIFA 21' o 'Star Wars: Squadrons') estos acabarán llegando tarde o temprano a ese mismo catálogo.

Estamos pues ante una avalancha de videojuegos que han convertido a Game Pass en el verdadero vendeconsolas de Microsoft. Uno que además le generará beneficios extra a la compañía —el coste es de 12,99 euros al mes, aunque puedes probarlo por un euro el primer mes— y que es pilar fundamental para la conquista de todo tipo de jugadores, no solo aquellos que juegan desde la Xbox.

Ese coste mensual no es bajo, desde luego, pero desde luego puede salir muy rentable si tenemos en cuenta que ya empiezan los movimientos para que muchos juegos no cuesten ya 60 euros, sino 70.

De hecho a esa apuesta de Microsoft se le suma otra igual de prometedora: Project xCloud, que comenzará a funcionar de forma global el próximo 15 de septiembre con más de 100 juegos a los que los usuarios de Game Pass Ultimate podrán disfrutar también sin coste adicional en sus móviles y tabletas Android.

Lo dicho. Igual a exclusivos la PS5 no tiene rival, pero Game Pass es mucho Game Pass, y cada vez más.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios