Compartir
Publicidad
No necesitas la Nintendo Classic Mini: la Raspberry Pi te ofrece eso y más
Videojuegos

No necesitas la Nintendo Classic Mini: la Raspberry Pi te ofrece eso y más

Publicidad
Publicidad

¿Qué le pasa a Nintendo? Llevábamos meses sin tener demasiado que contar del gigante nipón de los videojuegos y llevamos dos semanas en las que entre el fenómeno social creado por Pokémon Go y la recién presentada Nintendo Classic Mini: Nintendo Entertainment System no paramos de hablar de ellos.

Eso nos encanta, por supuesto, sobre todo porque parece que la firma ha sabido elegir el momento justo para combinar el lanzamiento de un producto que mira hacia el futuro con otro, esa consola retro, que mira al pasado. ¿El único problema? Que si quieres disfrutar de los viejos juegos de la NES puedes hacerlo de forma fácil y barata a través de una vieja conocida: la Raspberry Pi.

La Nintendo Classic Mini: económica pero limitada

Nuestros compañeros de VidaExtra explicaban cómo esa Nintendo Classic Mini nos devuelve al pasado con una versión muy compacta de aquella consola de los años 80 que vendió más de 100 millones de unidades en todo el mundo y que convirtió a Nintendo en el gigante que es hoy en día. La consola contará con salida HDMI, algo que la "adapta al mundo moderno" y que permitirá disfrutar fácilmente de esos juegos en cualquier momento.

Nintendoclassic

Esta "mini NES" incluye además un mando Nintendo Classic Mini que es idéntico en formato al de las viejas consolas de Nintendo y además cuenta con un conjunto de 30 juegos clásicos preinstalados que podremos disfrutar desde el primer momento. Entre ellos muchas de las leyendas de la consola, tales como 'Bubble Bobble', 'Castlevania', 'Donkey Kong', 'Super Mario Bros.', 'The Legend of Zelda' o 'Ghost'N Goblins', por ejemplo.

No se sabe nada del hardware interno de la consola, pero una de las teorías más razonables es la de que Nintendo está usando un microprocesador ARM sobre el que se ejecuta un emulador. Ya disponen de un emulador de NES (el 3DS Virtual Console), y el precio de esos chips es coherente con el precio final de la consola.

Esta consola costará 60 dólares en Estados Unidos -podremos comprar un mando adicional por 9,99 dólares- y estará disponible el próximo 11 de noviembre de 2016, algo que seguramente la convierta en un pequeño éxito de ventas para esa época navideña para la que Nintendo nos ha preparado.

La Raspberry Pi vuelve a demostrar su versatilidad

Sin embargo todo lo que nos ofrece la consola desarrollada por Nintendo puede conseguirse con la Raspberry Pi: la emulación de esta consola y otras muchas plataformas es uno de los logros que estos pequeños miniPC han ofrecido desde hace años, y la creciente potencia de las Raspberry Pi 2 y sobre todo de las Raspberry Pi 3 ha abierto las puertas a una emulación más fiel -emular bien una plataforma antiguo no es nada sencillo- incluso en plataformas más recientes y potentes.

Emulationstation

En el sector de la emulación la Raspberry Pi cuenta varias ocpiones, pero uno de los proyectos más consolidados es EmulationStation, que además de ser Open Source lleva tiempo convertido en el frontend perfecto del proyecto RetroPie, en el que existen emuladores para 30 plataformas distintas.

Entre esas plataformas, por supuesto, está la NES, en la cual podremos disfrutar de todos esos juegos y por supuesto de muchos más a través de ese animado segmento de la emulación que tiene en sitios web como Emuparadise referentes en los que encontrar de todo y para todos.

Una emulación aún más fiel

No sólo eso: si vamos a usar la Raspberry Pi solo para este propósito podemos ir a algo mucho más profesional y conseguido. Hay bartops basados en la Raspberry Pi que están más orientados a emular recreativas gracias a MAME, pero si queremos disfrutar de una experiencia más orientada a la NES también podremos hacerlo.

Pitendo

Existen por ejemplo carcasas como la Pitendo que podemos comprar por 40 dólares -por 140 dólares viene con una RPi 3 armada hasta los dientes y preparada para disfrutar- o proyectos mucho más simpáticos como la carcasa NesPi construida con bloques de LEGO. La venden en RaspiPC.es por 35 euros.

¿Qué pasa con los aquellos mandos originales de la NES? También hay solución para ello, claro. Tenemos mandos como los NES30 que se venden por 31 euros en Amazon y que permiten disfrutar de esa experiencia y hacerlo además de forma inalámbrica gracias a su funcionamiento vía Bluetooth.

Nes30 1

El coste combinado de la Raspberry Pi, sus accesorios, la carcasa y el mando supera desde luego al de la Nintendo Classic Mini, pero hay que recordar que la Raspberry Pi ofrecerá opciones adicionales muy interesantes para todos los que quieran aprovechar ese potencial. Si solo queréis jugar a un emulador de la NES (y con los 30 juegos ofrecidos por ellos) el producto oficial de Nintendo es una gran alternativa, pero la Raspberry Pi puede ser una opción mucho más versátil tanto para jugar a otros emuladores como para utilizarla para todo tipo de proyectos alternativos.

De hecho tanto la carcasa como el mando estilo NES son opcionales: si tenéis un mando de una consola tradicional podréis aprovecharlo en Emulation Station no solo para la NES, sino para el resto de emuladores, algo que desde luego marca la diferencia para aprovechar este pequeño ingenio para esta tarea específica. ¿Cuál creéis que es la mejor opción? Vosotros elegís.

En Xataka | Las 13 mejores ideas que hemos encontrado hechas con Raspberry Pi

Salud a ciencia cierta: Consejos para una vida sana (sin caer en las trampas de la industria) (No Ficción)

Salud a ciencia cierta: Consejos para una vida sana (sin caer en las trampas de la industria) (No Ficción)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio