Publicidad

Hay una vacante en la NASA para diestros en lenguajes de programación de hace 60 años

Hay una vacante en la NASA para diestros en lenguajes de programación de hace 60 años
Sin comentarios

El programa Voyager es uno de los más antiguos de la NASA que aún sigue en operación. Luego de 4 décadas del lanzamiento de las sondas Voyager 1 y 2 en los años 70s, éstas han alcanzado los límites del sistema solar y se adentran a los confines del espacio profundo llegando más lejos que ningún otro objeto construido por el hombre. Sin embargo y a pesar de la monumental distancia que separa la tierra de las sondas, aún es posible comunicarse con ellas y enviar instrucciones por ondas de radio que toman hoeas en legar de un lado al otro.

El ingeniero Larry Zottarelli uno de los pocos miembros originales del equipo de ingenieros que quedan del programa Voyager quien ha estado trabajando en el programa desde entonces como programador de las sondas, ha anunciado que va a retirarse, lo que significa que va a quedar una posición vacante en la NASA para personas que demuestren las habilidades adecuadas para trabajar en el programa Voyager.

Voyager Team Equipo de ingenieros del Voyager en 1972

Las habilidades necesarias que la NASA esta buscando en los candidatos que les ayude a comunicarse con las sondas Voyager no son para nada comunes, pues estas fueron programadas en una época en la cual no existían los lenguajes de programación de alto nivel que conocernos hoy como Java, C++ o Python por nombrar algunos. En su lugar, Assembly es uno de los lenguajes utilizados, el cual se considera de bajo nivel, lo que significa que debes lidiar con asuntos tan específicos como la memoria del equipo y la arquitectura del hardware. Otros lenguajes arcaicos que se deben conocer (y que al menos son dé un nivel más alto) son Fortran y COBOL, que junto con Assembly son de aproximadamente la década de los 50s.

Voyager1 Large El Voyager 1 lleva en su interior un disco de oro con imágenes y sonidos de la tierra

Las sondas llevan poco mas de 40 años en el espacio y a pesar de que la mayor parte de sus sistemas ya fueron apagados durante el transcurso de las ultimas 2 décadas en un esfuerzo para ahorrar batería, se espera que las mismas puedan continuar operativas los próximos 5 a 10 años enviando información importante recolectada por los sensores que aun tiene activos. El objetivo de los nuevos candidatos seria el de idear formas de conservar la anergia remanente lo más que se pueda para prologar la vida de las sondas por lo menos por una década más.

En la NASA son consientes de que las personas calificadas para trabajar en estos lenguajes no son precisamente los más jóvenes, por lo cual han anunciado que estarían felices de recibir como parte de su equipo a ingenieros de hasta 50 años de edad con las habilidades antes mencionadas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios