Publicidad

Científicos trabajan en un mecanismo que evitará que las baterías recargables se prendan fuego

Científicos trabajan en un mecanismo que evitará que las baterías recargables se prendan fuego
Sin comentarios

Con estas temporadas decembrinas que pasaron, y la moda de las patinetas inteligentes y su posterior polémica porque algunas se prendían fuego durante el proceso de carga, se inició toda una cacería de brujas contra los dispositivos electrónicos que usaran baterías recargables de mala calidad que no se manejaban muy bien cuando se recalientan.

La tecnología de las baterías a pesar de lo que todos nosotros estemos pensando, ha avanzado mucho en los años recientes, y estamos viviendo una época en la que nuestras baterías son capaces de cargar más energía en menos espacio como nunca antes se había visto. No obstante esto también significa, que si algo sale mal, mucha más energía puede ser liberada de forma explosiva. Pensando en esta creciente preocupación, un grupo de investigadores de la universidad de Standford están desarrollando un mecanismo de seguridad que va a impedir que las baterías exploten cuando se recalientan.

Para lograrlo, han desarrollado una fina capa plástica que actúa como un sensor térmico en la batería. Esta lámina está formada con una capa de nano partículas de níquel recubiertas con grafeno. Cada una de estas partículas está llenas de espinas o puntas que entran en contacto con las espinas de las demás partículas aledañas cerrando de esa forma el circuito de la batería y permitiendo el flujo eléctrico. Con este mecanismo, cuando la temperatura sube más allá de lo normal, la lámina plástica se expande separando a las partículas unas de las otras de tal forma que sus espinas ya no hacen contacto, rompiendo el circuito de la batería.

106405 Web Las finas partículas recubiertas de grafeno tienen unas espinas que están en contacto unas con otras cuando la temperatura es normal

Puede pensarse en este mecanismo como un seguro de emergencia, pues la batería inmediatamente dejara de funcionar cuando se recalienta y no se puede usar nuevamente hasta que la temperatura baje a niveles normales, donde la lámina plástica nuevamente se contrae y cierra el circuito de las nano partículas, evitando un potencial accidente que involucre fuego.

Puede que este adelanto no aumente las anhelada capacidad de nuestras futuras baterías, pero de seguro podría salvar la vida de muchos dispositivos electrónicos o incluso evitar accidentes más graves por cauda de las baterías que explotan o se prenden en llamas. Los investigadores han informado que se trata de una tecnología muy sencilla que se puede integrar fácilmente con las baterías actuales. Esperemos que sea una realidad muy pronto y dejemos de ver baterías estallar en las próximas navidades.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios