Publicidad

La misteriosa muerte de los elefantes de Botsuana: 350 ejemplares han aparecido muertos en dos meses sin causa aparente

La misteriosa muerte de los elefantes de Botsuana: 350 ejemplares han aparecido muertos en dos meses sin causa aparente
Sin comentarios

En los últimos dos meses, más de 350 elefantes han sido encontrados muertos en el Delta del Okavango al noroeste de Botsuana. Es algo "completamente sin precedentes" y, hasta la fecha, nadie sabe exactamente por qué está ocurriendo toda vez que las autoridades hayan descartado la caza furtiva. ¿Qué está pasando en el lugar donde viven 3 de cada 10 elefantes del mundo?

En los últimos días, el gobierno botsuanés ha iniciado una investigación junto con tres laboratorios de Canadá, Sudáfrica y Zimbabwe para tomar muestras de los cadáveres, procesarlas y tratar de esclarecer qué está pasando. Y no es para menos, según informaba Reuters, los estudios iniciales de Elephants Without Borders (EWB) han sido incapaces de encontrar un factor común a las muertes. Están muriendo animales de todas las edades y situaciones de salud.

¿Qué está ocurriendo en Botsuana?

Matt Artz X Fovtjzrxi Unsplash Matt Artz

Las alarmas saltaron a principios de Mayo cuando un vuelo de control encontró "169 elefantes muertos en un vuelo de tres horas". "Fue algo realmente extraordinario", explicaba Niall McCann de National Park Rescue en BBC. Apenas "un mes después, nuevas investigaciones identificaron muchos más cadáveres, más de 350".

¿Qué está ocurriendo? Por un lado, las autoridades de Botsuana explicaban que, de una forma u otra, algo así solo se había visto antes sequías realmente severas. Pero no estamos en esa situación, no falta agua en el Delta del Okavango. Y, por otro lado, los expertos ya han descartado la caza furtiva en la medida que los colmillos de los ejemplares seguían intactos en los cuerpos.

Para McCann, "los elefantes están muriendo. Nada más". Ninguna explicación actual cuadra con lo que está pasando. El año pasado, por ejemplo, un centenar de elefantes murieron envenenados naturalmente con ántrax, pero lo que se encontraron los investigadores fue algo radicalmente distinto tanto en número como en extensión. Es decir, no se puede descartar aún algún envenenamiento de este tipo, pero (por lo que sabemos ahora) es poco probable.

Por eso, lo que temen los expertos es que estemos ante una zoonosis entre los elefantes. Los indicios (parecen estar muriendo cayendo sobre sus caras y se han avistado muchos ejemplares caminando en círculos) apuntan a problemas neurológicos tras lo que podría estar una enfermedad que ahora mismo no conocemos. Y en el momento actual, con una sensibilidad tan exacerbada ante las enfermedades infecciosas de origen animal, los investigadores están realmente preocupados: los elefantes están a solo un empujoncito de caminar hacia su desaparición.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios