Compartir
Publicidad

Airbus mata al A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, y deja el futuro de la aviación de gran tamaño en el aire

Airbus mata al A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, y deja el futuro de la aviación de gran tamaño en el aire
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Airbus ha anunciado que dejará de fabricar la joya de la corona de la aviación europea, el A380, el avión de pasajeros más grande del mundo. Esta decisión, de la que se lleva hablando desde hace años, no deja de ser sorprendente tras un año como 2018 con más de 3.000 millones de euros de beneficios para el consorcio europeo.

Diez años y más de 25.000 millones después, se certifica con esta decisión la muerte de los superjumbos; unas naves que han quedado rápidamente desfasadas por la tecnología, el mercado y el comportamiento de los usuarios de avión. Es un día triste para todos los aficionados a mundo de la aeronáutica.

¿Castillos en el aire?

A350 900 Emirates

Adiós a un monstruo aéreo En un comunicado, la compañía explicó que hará entrega de los últimos pedidos en 2021 y, posteriormente, dejará de fabricarlo. Ya hace dos años, tras una de las caídas en bolsa más importantes de Airbus, el consorcio aeronáutico europeo sopesó cancelar la producción del A380 por los escasísimos pedidos, pero finalmente intentó revitalizar las ventas del A380.

¿Qué ha pasado? Que la aerolínea Emirates, el principal cliente de este avión, ha decidido reducir su pedido de este modelo y sustituir los encargos por otros modelos de la compañía (A330-900 y A350-900, concretamente). “Como resultado de esta decisión no tenemos una base suficiente para sostener la producción, más allá de nuestras ofertas a otras aerolíneas en los años recientes. Eso hace que detengamos la producción y entrega del modelo A380 en 2021", explicaba el presidente de la empresa Tom Enders.

Un proyecto demasiado grande para una competición sin demasiado sentido Airbus necesitó un gasto muy superior a los 8.000 millones presupuestados en desarrollar el A380 a partir de 2000 para competir con el Boeing 747 por el mercado de los superjumbos pese a que la jugada era muy arriesgada. Y con los años, el mercado (y la tecnología) solo ha cambiado a peor. Como la propia Airbus ha reconocido varias veces la aeronave tenía serios problemas para competir en un mercado en el que se buscan modelos más pequeños y más eficientes en consumo de energía.

3500 empleos en el aire La decisión de la empresa que pone en peligro hasta a 3.500 puestos de trabajo en toda Europa (especialmente en España, Alemania, Reino Unido, Francia y Chipre). To esto en el contexto de un 2018 con ingresos por valor de 63.707 millones de euros (un 8% más que en el 2017) y unas ganancias de 3.054 millones (un 29% más).

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio