Publicidad

Dieselgate al cuadrado: el software para corregir la manipulación de emisiones de Volkswagen también tiene truco

Dieselgate al cuadrado: el software para corregir la manipulación de emisiones de Volkswagen también tiene truco
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El escándalo que Volkswagen vivió en 2015 con el caso popularmente conocido como Dieselgate no se ha cerrado completamente: un tribunal de Düsseldorf en Alemania ha declarado que la actualización software que teóricamente corregía la manipulación de emisiones tenía a su vez integrado otro sistema de manipulación.

Este descubrimiento -hubo más investigaciones recientes- podría hacer que el fabricante se** enfrentase a cientos de miles de demandas** de propietarios de vehículos que teóricamente ya no tenían problemas tras la actualización software. Y por supuesto, se expone a tener que compensar a esos propietarios una vez más en un giro sorprendente de los acontecimientos si se confirman esas conclusiones.

Volkswagen (junto a Seat, Audi y Skoda) se expone a un nuevo desastre

Según esa investigación de la corte judicial de Düsseldorf, la actualización del software que apareció tras el escándalo Dieselgate tenía como objetivo controlar de forma apropiada las emisiones de los vehículos afectados.

Vw2

Sin embargo, resulta que el sistema de limpieza de gases del tubo de escape solo funciona si la temperatura ambiente está en un rango que va desde los 10 a los 32 grados centígrados. Si no se cumple esa condición el sistema de limpieza no se activa, y los vehículos con esa actualización del software siguen contaminando tanto como lo hacían anteriormente.

El problema no solo afecta a los coches fabricados por Volkswagen, sino también a los de Audi, Seat y Skoda, aunque no se sabe en qué magnitud. Por el momento la investigación solo ha sido confirmado por ese tribunal de Düsseldorf, pero se necesitará probablemente confirmación en otras investigaciones paralelas en distintos países para saber si el problema es global o localizado.

Tdi

Si efectivamente se confirma que esa actualización estaba "capada" y condicionada por las temperaturas ambiente podríamos encontrarnos ante un nuevo desastre para Volkswagen, que ya en el pasado tuvo que afrontar el problema con un coste en recursos, dinero e imagen enorme. Las demandas podrían volver a ser multidinarias y podrían reactivarse procesos que habían quedado aparentemente cerrados.

La noticia llega tras el anuncio de Volkswagen de un nuevo motor diesel, el 2.0 TDI EA288 Evo, del que su máximo responsable de desarrollo, Sebastian Willman, habló con entusiasmo durante su presentación destacando sus bajas emisiones y eficiencia.

En Xataka nos hemos puesto en contacto con los responsables de Volkswagen en España para tratar de aclarar la situación. De momento no hemos obtenido respuesta, pero si lo hacemos actualizaremos este texto.

Vía | Onda Cero
Más información | Wallstreet-online.de (alemán)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir